Categorías
{me} About...

Kit-Kat

Acabo de llegar.

Sí, necesito tomarme un respiro, tomarme un kit-kat.

Y lo peor es que no es tan fácil.

Porque mi cerebro se niega a desconectar.

Puede ser que se deba a haberme despertado antes de que salga ni un pequeño resquicio de luz solar.

Puede ser que las cosas no estén saliendo como quiero.

Puede ser que en 4 horas me haya vuelto a replantear que va a pasar dentro de menos de un año con mi vida.

Puede ser que te eche de menos, o a ti, o que eche de menos a demasiada gente.

Puede ser que no me haya dado cuenta de que no eres lo que yo espero de un amigo.

Puede ser que siento que otra vez volvemos a lo mismo, y ya esté un poco cansado.

Puede ser que no me acostumbré todavía a dormir poco.

Puede ser que no sepa arrancar y la situación me supere.

Puede ser que “agricultor tonto, patatas grandes”

O quizá solo sea un mal día y todo se me vaya con una ducha, así que, por si acaso, voy a probar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *